La ruta barcelonesa del eterno open miker de stand up (parte 2)

El 8 de mayo del año 2021 publiqué un artículo aquí mismo, en mi blog personal (que no lee ni el Tato) sobre el circuito de open mics de stand up comedy de Barcelona. Un limbo en el que los cómicos corremos el peligro de quedarnos estancados, “probando” eternamente el mismo texto. Sobra decir que…Més

2022: El año que cumplí los 50

1972 fue el año que entró en funcionamiento la central nuclear de Vandellós en Tarragona;  el año que se estrenó el concurso de televisión “Un, Dos, Tres”; el año de la foto de la niña vietnamita  corriendo y llorando;  el año del caso Watergate; el año del  asesinato de once atletas israelíes en las Olimpiadas…Més

Hooligans del humor

Odio el reggaetón. Pero aquí estoy, aguantando estoicamente canción tras canción mientras las orejas se me van desangrando y la mala le leche me impide pensar con claridad. Me imagino a mi misma acercándome hacia la barra, despacito, y diciéndole al DJ, al oído, que su música y sus letras me ofenden profundamente y que…Més

El sentido del humor de los cómicos

Empecé un curso de monólogos para darle a mi mente una distracción de su particular infierno. Y funcionó. El humor sirve para relativizar la importancia de las cosas. Aunque es cierto que las bromas siempre llevan una dosis de verdad. De una percepción de la verdad. Exagerada o distorsionada. O bañada de ironía. Pero no…Més

La ruta barcelonesa del eterno open miker

Algunos con más talento que otros, que conste en acta, pero lo cierto es que en Barcelona hay muchos cómicos que hacen monólogos de humor. O al menos lo intentan. Igual que intentan abrirse un hueco en el mundillo del standup comedy.  Bien, algunos lo intentan más que otros. Muchos, demasiados, optan por coger tablas…Més

Zascas

¡Vaya dos zascas me metieron ayer. En toda la cara. El autor, un cómico hasta hace cuatro días totalmente desconocido para mí. Después del segundo zasca dejó de agradarme su humor. De hecho, con el primero ya se había extinguido mi moderado interés hacia su persona. Lo más penoso es que no me ha quedado…Més

El regalo de mi vida

Señores pasajeros, abróchense los cinturones de seguridad porqué vienen turbulencias. ¡Vamos a hablar del regalo de mi vida! Eso significa que estamos entrando en aguas pantanosas y será una misión casi imposible salir indemne de este “fregao” en el que yo solita, sin la ayuda de nadie, y por voluntad propia, me he metido. Los…Més

Humor marrón tirando a gris

Son las cuatro de la tarde y acabo de perder el tren. Por un minuto. Lo veo alejarse mientras me recompongo, con las manos apoyadas en las rodillas y la cintura doblada. Tomo aire y miro a mi alrededor, a ver si localizo la cámara y al actor principal al que tendré besar, porque os…Més