Hermana Josefina, estaba usted equivocada

Confieso que he pecado, padre. Pero sepa usted -y avise a dios de mi parte- que si me mandan rezar tres padrenuestros como penitencia, pues que yo sólo me se uno…